MI CUERPO = MI CASA = UN TEMPLO

Definitivamente el creador del universo y dador de vida, hizo posible nuestra existencia de una
manera integral: espíritu – alma y cuerpo. Desde mi perspectiva, considero que el cuerpo
humano con su maravillosa estructura y fisiología constituye sin lugar a dudas una
extraordinaria obra de arte por parte de su autor.
Soy docente de profesión con especialidad en Educación Física, con más de 25 años ejerciendo
esta noble labor, que en lo personal y también en lo laborar me ha llenado de muchos
momentos gratificantes, experiencias con grandes satisfacciones y porque no decirlo de
importantes lecciones de vida.
Es desde este ámbito profesional que quiero compartir con usted, la importancia de cuidar y
mantener una adecuada condición física general de nuestro cuerpo, sobre todo en estos
tiempos de encierro y de muchas restricciones en cuanto a realizar actividad física, a lo que
nos hemos visto obligados por la situación pandémica que estamos atravesando.
Debido al confinamiento, la vida sedentaria ha aumentado, generando graves problemas en la
salud de las personas como por ejemplo: aumento de la obesidad, diabetes, insomnio,
depresión, ansiedad, debilitamiento del sistema inmune, enfermedades cardiovasculares, y así
seguiría la larga lista.
Si alguna vez se le ha cruzado por su mente de que Dios no está interesado en que cuide su
ámbito corporal , déjeme decirle que nada más alejado de la verdad; cito el lugar de la Palabra
de Dios en donde Él nos advierte que es nuestra responsabilidad administrar el buen cuidado
de nuestro cuerpo y lo encontramos en la siguiente cita Bíblica: 1ra Corintios 3: 17 “Si alguno
destruye el templo de Dios, él mismo será destruido por Dios; porque el templo de Dios es
sagrado, y ustedes son ese templo”.
¿Impresionante verdad? Claro que sí, como el mismo Dios nos advierte que debemos cuidar
nuestro cuerpo, porque para Él nuestro cuerpo físico lo reconoce como su templo, para mí ha
sido emocionante comprender que los seres humanos somos el grado más elevado de la
creación, fíjese en lo siguiente: El libro de Génesis nos relata cómo fueron creadas todas las
cosas que existen, y cómo Dios hizo posible la vida misma y dentro de esa creación me llama la
atención que cuando Dios creó a los seres marinos ordenó al mar que los produjera, cuando
Dios creó las plantas y los animales ordenó a la tierra que los produjera, pero cuando quiso
crear la humanidad no ordenó a ningún elemento que el mismo había creado , sino que se dijo
a sí mismo. Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra
semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la
tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra. Y creó Dios al hombre a su imagen, a
imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó. Génesis Vs. 26 y 27.
No existe ninguna otra criatura que haya sido creada como Dios nos creó a usted y a mí, somos
para Él su especial tesoro, cuidemos nuestra vida de una manera integral, sin descuidar ningún
aspecto de la misma, practique algún ejercicio, aliméntese sanamente, realícese chequeos
médicos periódicos y así mantendrá una vida saludable.
Bendiciones

Lcdo. Johnny Jarrín R.
Coordinador
Departamento de Apoyo a la Familia (DAF

Comments are closed.
Noticias Recientes
septiembre 2021
L M X J V S D
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930