Adaptación escolar en tiempo de pandemia

La pandemia ha cambiado muchas cosas, nuestros hábitos, nuestras reuniones, nuestro trato social entre otras cosas. Y no es de extrañar que nuestra experiencia educativa también ha dado un giro, el tiempo de adaptación y desapego familiar ha tenido un tiempo más largo, y considero que también ha sido intermitente ya que hay más días que los alumnos pasan en casa con clases virtuales que los que vienen a la institución, entonces su proceso de adaptación puede estar durando todo este año lectivo.

Cada niño, adolescente y joven tienen diferentes formas de manejar esta adaptación, pero no hay que dejar de lado a los padres que también están adaptándose, este desapego emocional es de ambas partes y es un proceso que debemos aprender a manejar.

No están solos, todos estamos aprendiendo a manejar esta situación que nadie esperaba vivir, lo importante es que, tanto en casa como en la unidad Educativa, haya rutinas y responsabilidades que deben cumplir, fortaleciendo límites y dejando que los niños empiecen a ser independientes y responsables de sus actos.
Juntos, en trabajo en equipo vamos a poder lograr adaptarnos a esta situación. Quiero dejarles una herramienta para trabajar en familia la ansiedad, tomada de HomeWord.com y fue traducido y adaptado para ser utilizado en e625.com.

Una caja de herramientas para la ansiedad (hacerlo fácil)

1) DECIDE con tu hijo la estética que prefieras. Yo quería que mi caja fuera visualmente relajante, así que usé acuarela. Es posible que desees que la tuya sea minimalista o simplemente garabateada con lápiz negro sobre papel blanco. Elijas lo que elijas, haz que refleje quiénes son los dos.

2) ENCUENTRA una caja que pueda contener las tarjetas de referencia. En mi caso encontré una pequeña caja cuadrada de papel maché en mi tienda local de manualidades. Simplemente busca cualquier caja con tapa.

3) HAZ una lista tentativa en una hoja de papel, de las estrategias que te gustaría incluir. Esto puede contener versículos de la Biblia, letras de canciones y estrategias personales para calmarse que hayas aprendido. Algunos ejemplos:

  • Versículos de la Biblia: Juan 16:33, Filipenses 4: 6-8, Isaías 54:10
  • Letras de canciones: escuchen juntos algunas canciones de adoración favoritas y escojan algunas frases que realmente les llamen la atención
  • Estrategias de calma personal: algunas para mí son colorear, pintar, hacer manualidades, tomar una ducha o un baño caliente, escuchar música relajante o un fuerte abrazo de alguien que amo.

4) AGREGA algunas técnicas clínicas y de investigación para aliviar la ansiedad (enumeradas a continuación). Practiquen algunas de ellas juntos antes de que surja la ansiedad, de modo que cuando estén en medio de un momento de emoción intensa, ya sepan qué hacer.

  • Controla tus sentidos. Observa lentamente y en detalle lo que ves, oyes, hueles, sientes y saboreas.
  • Haz una lista de todas tus preocupaciones. Luego escribe verdades sobre Dios, sobre ti mismo y sobre lo que realmente sucedería si ocurriera el peor de los casos.
  • Respira profundamente. Inhalar contando hasta 4 y exhalar contando hasta 6, es una estrategia comprobada para calmar la amígdala (parte inferior del cerebro).
  • Ejercicio. A veces, mover el cuerpo libera hormonas que producen cambios internos en el cerebro. Ir a caminar, hacer saltos, sentadillas o cualquier cosa que les guste hacer a ti y a su hijo.
  • Usa imágenes y “tómate unas mini-vacaciones” en un lugar que sepas que te brinda paz y te recuerda que estarás bien. Esto puede ser real o imaginario. Que cada uno le describa al otro esa escena con detalles.
  • Usa un frasco de preocupaciones (anótalas y guárdalas dentro) para ayudarlos a ti y a tu hijo a poner todas sus preocupaciones en un lugar seguro donde Dios las guardará y las cuidará. “Echa toda tu ansiedad sobre Él, porque Él se preocupa por ti”. 1 Pedro 5: 7

5) CORTA tu lista en tarjetas que tengan el tamaño suficiente como para entrar dentro de tu caja.

6) ¡CREA! Escribe tus estrategias, una en cada tarjeta. Decora cada tarjeta según tu estilo. Si uno de ustedes es más artístico y el otro tiene un pensamiento más lineal, uno puede decorar mientras el otro escribe. ¡Hagan que refleje sus dos personalidades!

7) GUARDA tu caja en un lugar al que ambos puedan acceder fácilmente según sea necesario.

Aunque esta caja de herramientas ciertamente se puede usar de forma independiente, usarla en conjunto o en familia puede ser aún más significativo. Los padres que reconocen la necesidad de apoyo emocional o consuelo de sus hijos en momentos de gran ansiedad, no solo están creando menos angustia en el momento, sino que están ayudando a sus hijos a sentir que no son una carga para su mamá y su papá. Todo padre amoroso quiere que su hijo se sienta seguro, visto, amado y que desarrolle resiliencia. ¡La caja de herramientas para la ansiedad te ayudará a lograrlo!

Mtr. María Luisa Almeida
Neuropsicóloga – Coordinadora del DECE

Comments are closed.
mayo 2022
L M X J V S D
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031